miércoles, 28 de mayo de 2014

8 apellidos vascos


Vi esta película el día del estreno, así que la reseña llega con bastante retraso, y la razón es que se trata de un título que no me ha inspirado lo suficiente como para hablar de él. De hecho, no sé muy bien qué decir, ya que la razón que me ha empujado a escribir sobre 8 apellidos vascos no tiene casi nada que ver con la propia película.
A estas alturas está claro que nadie tiene la fórmula del éxito en el negocio del cine, porque de ser así todas las películas serían taquillazos, ¿no? Creo que es bastante obvio. Pero, ¿por qué 8 apellidos vascos ha sido un éxito tan abrumador? La fórmula usada en esta película se ha empleado ya miles de veces, sin dar nunca tan buenos resultados, pero ahora llega 8 apellidos vascos, una película que no inventa nada ni resulta novedosa, y ¡zasca! Exitazo. ¿La razón? PORQUE SÍ. No se me ocurre otra cosa. ¿La fuerte campaña publicitaria? ¿El boca-oreja? No sé, de repente se alinean los planetas y la gente va en masa a ver una película que, vamos a ser sinceros, no tiene nada de interesante. 
Una gran campaña publicitaria funciona sólo cuando el material que promociona es bueno, ya que engañarás a los primeros que vayan a verla, pero cuando ésos mismos salgan del cine dirán pues menudo bodrio me he tragado, y lo pregonarán por ahí, a sus amigos y conocidos; les aconsejarán que vayan a ver otra cosa. Imagino que la cosa funciona así, entonces ¿por qué ha gustado tanto 8 apellidos vascos y ha recaudado tantísimo? Pues eso, ni zorra idea.

Sin ir más lejos, recientemente se estrenó la infinitamente superior 3 bodas de más, y oye, no he visto a nadie hablando de esa película. Y hace unos años se estrenó la estupenda Primos, y de nuevo no tuvo ninguna repercusión. Pero cuidado, llega 8 apellidos vascos, una película muy estándar, plagada de tópicos (y no me refiero a los tópicos regionales que parodia), sin carisma y con aspecto de serie de Telecinco, y ala, a triunfar. No entiendo nada. 
En el guión está Borja Cobeaga, un tío muy válido que ya nos regaló la más que disfrutable Pagafantas y la aún mejor No Controles, pero, de nuevo, ninguna de las dos se acercó al éxito de 8 apellidos vascos, en la que hay algún destello del Cobeaga que a mí me gusta, pero nada, muy poca cosa. Lo peor que ha guionizado este hombre, y sin embargo, lo que más éxito ha cosechado.

No me malinterpretáis. Me alegro horrores de que una película española triunfe, ya que me encanta el cine patrio (tanto como el de cualquier otro país), y ojalá tuviéramos más éxitos de este tipo, que nos vienen fenomenales, pero he de reconocer que en este caso concreto, me parece un triunfo bastante irracional e inmerecido, porque si le echamos un vistazo a otras películas españolas estrenadas en los últimos años, y luego vemos la taquilla de 8 apellidos vascos, al menos yo no puedo evitar preguntarme pero qué me estás contando. Hay por ahí películas que merecían muchísimo más, y sin embargo el premio gordo se lo ha llevado un título de lo más normalito, tirando a insulso. 
Me lo pasé bien con la película, no me aburrí y hubo algún momento que me hizo gracia pese a no ser el tipo de comedia que me gusta (Karra Elejalde y los compadres fueron los únicos que de verdad me hicieron gracia. Rovira, méh, ni fu ni fa; y Carmen Machi insoportable y sin gracia, como siempre), pero lo siento, lo único que puedo sacar en claro de todo esto es que 8 apellidos vascos no es para tanto, y que la calidad de la película no está a la altura de su exagerado éxito. Ni por asomo. 

Algo así pasó con ese otro inesperado éxito de taquilla que fue Bienvenidos al Norte, que todo el mundo la vendía como la mejor comedia de los últimos años, prometiendo risas desde el primer minuto al último. 
Pues yo no la soporté más de 40 minutos. 

8 comentarios:

  1. Hola Dr. Gonzo!
    Interesante la reflexión. Que conste que no la he visto. Desde mi punto de vista uno de los factores que ha funcionado muy bien el el boca a boca, luego no se hasta que punto el que sea la primera vez que sobrevuela el tema Pais Vasco en una comedia ha tenido que ver, supongo que si. Ahora y sin querer hacer comparaciones me gustaria comentar algo, durante algunos años la pelicula española mas taquillera fue Cristobal Colón, de oficio... descubridor (1982), recuerdo verla en el cine, un autentico taquillazo que reventaba las salas, vista ahora es un bodrio con Pajares y con unas cuantas tetas, por aquel entonces el que salieran una tias medio en bolas era garantia de exito. Quiero decir que lo que hoy nos fascina y nos hace partir el pecho de risa igual dentro de 10 años nos ruboriza. He visto alguna escena suelta de la peli y ciertas coñas hacen gracia, la critica ha sido unanime y parece que nadie se atreve a sacarle algun defecto. Bueno, yo tambien me alegro de una peli española triunfe y recaude.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la crítica está siendo muy benevolente, cuando en otros casos se han cebado injustamente. Pero bueno, la crítica me trae tan sin cuidado como la taquilla.

      Y sí, esto va por modas y por momentos. Ahora todo el mundo conoce 8 apellidos vascos, pero pregunta por ella dentro de 9 años, a ver qué pasa.

      Eliminar
  2. Soy una de las que se dejó llevar por la euforia. Vi cortes de la película que me hicieron gracia y pensaba que sería un descojone. Y luego me quedé más planchada... Hombre, es una peli para pasar el rato, pero... tampoco lo veo yo para tanto, no sé. Como tú dices, Primos, o Tres bodas de más son bastante mejores como comedia, para mi gusto, además de menos típicas y previsibles.

    En fin, que yo tampoco entiendo el boom, y mira que me habían convencido de que tenía que ser la leche... xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bettie!
      Yo fui a verla el día del estreno, antes de que se hablase de ella hasta en el Congo, así que en cierta medida no fui influenciado por el hype. De hecho sólo fui por el guionista Borja Cobeaga, que era lo único que me llamaba la atención de la película. Eso, y que tampoco había nada mejor en cartelera que no hubiese visto ya.
      Y eso, entretenida, con algún golpe graciosete, pero ni de lejos es una película que merezca tanta atención.
      El otro día comentaba con un amigo, que 8 apellidos vascos es la típica película que va a ver esa gente que no pisa un cine desde años, y juraría que es cierto. Conozco a gente que además de no ir al cine, el tema peliculero se la trae bastante floja, sin embargo 8 apellidos vascos la han visto, ¡y pagando! En fin, reafirmo mi desconcierto ante el éxito masivo de esta peli...

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Comparto tu visión tanto de '8 apellidos vascos' como de 'Bienvenidos al Norte'. No digo más.
    TERRIBLE.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en la misma frecuencia :D

      Un saludo!

      Eliminar
  4. Yo solo diré una cosa: Efecto borrego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cuando una película como esta triunfa de una forma tan exagerada (e inmerecida) suele ser por ese efecto :D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...