sábado, 13 de diciembre de 2014

Así en la tierra como en el infierno


Quién me iba a decir a mí que después de ver esta película tendría ganas de hablar de ella en el blog... ¡Y de forma positiva!
Así en la tierra como en el infierno tenía todas las papeletas para ser un turrón, empezando por el director (responsable de la horrible La trampa del mal) y terminando por la propia naturaleza de la película, que no es ni más ni menos que la del terror comercial, y ya sabéis lo que pienso de él (99% basura).
Un tercer punto en contra de esta cinta es el hecho de pertenecer al subgénero (o recurso) found footage, estilo que no me disgusta pero rara vez acierta con lo que quiero ver. Con el found footage me sumerjo en la película, eso es lo positivo; y lo negativo es que muy pocas películas rodadas de esta forma están bien ejecutadas. 
En otras palabras: estaba convencido de que el filme en cuestión iba a ser una mierda, pero resultó no serlo. Tampoco es una maravilla ni puede considerarse una buena película, vale, pero en conjunto es disfrutable. 

La primera sorpresa me la llevé con la idea de la que parte la película, muy propia de Indiana Jones. En general toda la película va un poco en esa línea de exploración, misterios, búsqueda de objetos míticos (la piedra filosofal en este caso) y aventurillas, pero con un trasfondo terrorífico, obviamente. 
La trama transcurre en las terribles criptas de París, forradas de huesos humanos y mal rollo, escenario perfecto para una historia de este tipo. Los personajes se van adentrando más y más en el lugar hasta dar con un particular infierno y, en definitiva, pasarlo muy mal. 
He de reconocer que los lugares viejos y abandonados me dan cierta fobia, así que entre eso y el formato en que está rodado la película no me costó meterme en la historia y, por qué no decirlo, sentir bastante repelús al imaginarme estar en un sitio así. 
La mayor baza de Así en la tierra como en el infierno es su inquietante ambientación, porque no hay nada más aterrador que estar perdido en un lugar siniestro, bajo tierra y sabiendo que algo paranormal está ocurriendo. La película consigue transmitir ese desasosiego y pánico. 

También hay momentos mierdosos, como cuando se encuentran con el amigo que llevaba dos años perdido en la cripta y al que todos daban muerto. Se lo encuentran allí, en el lugar más siniestro del mundo, ¡a alguien que creían muerto!, y se lo toman con una calma digna de haber ingerido cuatro cajas de valium. 
No suelo fijarme en ese tipo de detalles porque odio ver películas buscando defectos, pero joder, es que es descarado. Yo me meto en una cripta y me cruzo con alguien a quien daba por muerto, y me da un infarto. Ellos reaccionan tal que así:

-¿Pero qué haces aquí? ¡Estabas muerto!
-No, y tampoco vinisteis a buscarme.
-Hombreeee....
-No pasa nada.
-Vale, sigamos. 

Saben que el chaval lleva allí encerrado dos años y ni se molestan en preguntarle cómo cojones se las ha apañado para sobrevivir. 

Luego hay otro momento absurdo que me hizo gracia. Me refiero a cuando al poco de entrar en la cripta encuentran a un grupo de mujeres haciendo cánticos de rollo satánico allí abajo, a la luz de las velas. Nuevamente vuelvo a decir que si yo veo ese panorama, salgo corriendo a la velocidad del rayo. Los protagonistas se... ríen. 

Pero me quedo con lo positivo: Está muy bien ambientada, es entretenida y no es OTRA dichosa película de posesiones demoníacas, sino que parte de una premisa bastante más original (aunque hay clichés y tal). Además consiguió mantenerme en tensión y ponerme el vello de punta en varios momentos, así que con eso me doy por satisfecho. 

8 comentarios:

  1. Que tal Dr. Gonzo!
    Yo tambien tengo ciertos problemas con los sitios bajo tierra y en ciertas condiciones. Es mas, me estaba acordando hace pocos años en un viaje por Asturias, resulta que mi mujer estaba muy interesada en visitar las cuevas rupestres de Tito Bustillo, pues no hubo forma de que yo entrara alli, por mas que me insistio nada, no se, supongo que sera algun tipo de claustrofobia o derivado. Desde luego la ausencia de luz, escenarios tenebrosos, linternas y demas da mucho juego para acojonar al personal...jeje
    Comparto tu opinión sobre lo de ciertos momentos que resultan dificilmente creibles, vamos a mi me pasa y se me sale el corazón por la boca....jajaja
    Estaba intentando recordar el titulo de una peli que vi hace unos pocos años y no hay manera. A ver si te das cuenta de a cual me refiero. Era un grupo de tías que se van a descender unas cuevas y acaba la cosa bastante mal pues alli abajo habita un personal muy chungo. Recuerdo que el motivo de la excursión era para distraer a una de ellas que acababa de quedar viuda o algo asi. Luego si no recuerdo mal hicieron una segunda parte. Creo que me pase un buen rato viendola.
    Pues nada, tomo nota de tu recomendación. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran! Juraría que te refieres a The Descent.

      Eliminar
  2. También la he visto, sin ser una película que vaya a pasar a los anales del Cine, se deja ver y tiene algún momento en el que lo llegas a pasar mal, en sentido de agobio y eso, los últimos 20 minutos son los mejores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo. La escena de la alcantarilla, cuando logran salir, me dejó loco jaja

      Eliminar
  3. Estoy completamente de acuerdo contigo. Se disfruta mucho; la ambientación claustrofóbica a lo "The Descent"; la música a base de zumbidos y cánticos; el terriblemente agobiante formato de documental falso -- especialmente cuando las luces parpadean. Lo detesto. Bravo.
    Siempre me ha gustado, no sé por qué, todo ese rollo de miedos profundos y demonios del pasado, aunque sean un cliché. Me pareció un toque apropiado. Solamente creo que el asunto se les fue de las manos al final, con esas estatuas/demonios que cobran vida, la figura con la capa negra, todos esos innecesarios acertijos de la trama... en fin, se vuelve tan inverosímil que la quita discreción absoluta.
    Sí, lejos de ser una pieza memorable, pero tiene algunos aciertos y es bastante entretenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al final está bien que haya un último cartucho en la recámara. Una traca final excesiva (dentro de unos límites, claro). Hay casos como en El proyecto de la Bruja de Blair en el que, incluso el final, es realmente nimio y discreto; casi no ocurre nada. A mí no me importa, de hecho el final de La bruja de Blail me encanta, pero entiendo que mucha gente puede quedarse con cara de "¿¿YA ESTÁ??" ante un final así.

      Eliminar
    2. The Blair Witch Project es una de mis películas de terror favoritas, especialmente por el final. Puede ser la única película que me ha proporcionado un auténtico escalofrío.
      Precisamente lo que me disgusta de las películas de horror es que sean exageradas o demasiado explícitas; Blair Witch es especial por eso, por su discreción y credibilidad.

      Eliminar
    3. Estoy contigo.
      Precisamente el cine de terror que más me gusta es el independiente, el de presupuestos bajitos pero directores talentosos, porque suele ser así como dices, más discreto, creíble y serio.

      Si ahora mismo tuviese que hacer una lista de mis películas de terror preferidas elegiría sin duda El Resplandor, La matanza de Texas (la original, claro) y La bruja de Blair.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...