lunes, 17 de febrero de 2014

Robocop, la saga


Llevaba tiempo pensando en escribir un artículo sobre Robocop, que es una de mis películas favoritas de toda la vida, y ahora va a parecer que soy un oportunista que ha aprovechado el tirón del remake para sacar a relucir la saga del famoso policía robótico. En parte es así, pero la realidad es que tarde o temprano habría escrito éste artículo, con o sin remake. 
No voy a extenderme demasiado porque quiero hablar de cada película, y ya sabéis que cuando me enrollo la cosa va para largo, así que seré conciso y breve, porque a fin de cuentas todos sabemos quién es Robocop. No os voy a descubrir el fuego.

Robocop
La original, dirigida por Paul Verhoeven y estrenada en 1987, es un indiscutible clásico del cine de acción, ciencia ficción y cyberpunk, y os advierto que no voy a ser objetivo hablando de ésta película porque la llevo viendo desde los puñeteros 5 años, así que Robocop es sinónimo de mi infancia. No me pidáis que hable mal de ella, porque lo llevaréis chungo.
Es la historia del agente Murphy, acribillado a tiros en su primer día de trabajo por una banda de criminales y posteriormente convertido en un cyborg, creación de los desquiciados y avariciosos de la OCP.
Para mí, esta primera entrega es una película perfecta (y obviamente la mejor de la saga), construida sobre un guión sólido y lleno de ironía, sátira y mala leche. Un guión en el que todo es exagerado, desde la violencia (grotesca en ocasiones) hasta el diseño del propio Robocop, y es que siendo Detroit, la ciudad del motor, su hogar, no podía ser un bicho con un diseño comedido y discreto, que va. Robocop es hijo de los excesivos años 80, de Detroit y, por encima de todo, de Norteamérica, de ahí esa apariencia de tanque descomunal: grande, pesado, fuerte y armado. 
Robocop va más allá del simple entretenimiento, los tiros, la sangre y los conflictos morales y emocionales de un robot con cerebro humano, sumergiéndose en la crítica a las grandes e inhumanas corporaciones repletas de ejecutivos capaces de todo con tal de ganar pasta. La moral no tiene cabida en los grandes rascacielos, y para mostrarnos este mundillo, Verhoeven se vale de un afilado y mordaz humor negro. 
Pero si dejamos de lado la "profundidad" de la historia y nos centramos en su naturaleza principal (una película de acción pura y dura), estaremos ante un título de factura técnica impecable, sin pelos en la lengua y cargado de violencia y mala leche. Para la posteridad quedará la brutal muerte de Alex Murphy, en la que vemos cómo es acribillado y desmembrado a tiros, o el accidente con el mastodóntico (y torpe) ED-209, que termina con un pobre desgraciado convertido en un colador, mientras que a los jefazos sólo les preocupa la mala imagen que
han generado. Que le den a ese tipo que yace en el suelo con 50 kilos de plomo metidos en el cuerpo. 
Lo que hace de Robocop una película tan especial y salvaje es que todo en ella es exagerado; la violencia, la sangre, el ED-209 rugiendo (un robot RUGIENDO), los buenos muy buenos, los malos muy malos... Hasta la potencia de las armas es exagerada. Y por todo esto es una película perfecta de principio a fin, aunque si queréis sacarle el máximo jugo, procurad ver la versión sin censura. No es que la versión normal sea suave ni mucho menos, pero ya sabéis: más sangre siempre es bienvenida. 

Robocop 2
Siempre he tenido sentimientos encontrados con esta secuela. A veces me ha gustado, otras veces no..., pero con el tiempo le he cogido cariño y he aprendido a valorarla como una digna y descerebrada secuela de un clásico de culto.
Se trata de una película que pretende ir en la misma línea de la original, y aunque no consigue estar a la altura, casi lo logra. 
Lo más curioso es que el guión es (ojo) obra de Frank Miller, el autor de cómics como Sin City o 300, y aunque a este señor se le haya ido un poco la pinza y a día de hoy no haga nada decente, por aquella época aún tenía buenas y locas ideas, de ahí que en Robocop 2 haya niños mafiosos y robots drogadictos. 
Sin embargo, y como cabía esperar, Miller se pasó de la raya con su guión, así que hubo que modificarlo hasta dejarlo irreconocible (aunque sigue habiendo pequeños retazos Millernianos muy reconocibles), lo que me hace pensar en lo fabulosa y demencial que habría sido esta película si se le hubiese dado más libertad creativa a Miller.
De todas formas, si tenéis curiosidad por saber cómo era el guión original, no tenéis más que pillaros el cómic de Robocop en el que Frank Miller plasmó su guión tal y como lo había concebido para la película. 
En resumidas cuentas: Robocop 2 es más de lo mismo pero con menos frescura y naturalidad, aunque eso no quita que sea una secuela de sobra entretenida y aceptable. 

Robocop 3
Por alguna razón que desconozco, Robocop 3 se edulcoró hasta la náusea (¡hasta se incluyó una niña odiosa para que fuese amiga de Robocop), lo cual significó un más que evidente descenso de la calidad. Lo que sí es cierto es que no estoy de acuerdo con que Robocop 3 sean tan jodidamente mala como todo el mundo dice. Sí, no está a la altura de la original ni su secuela, pero como película de acción me parece un producto entretenido a rabiar. Además, otra cosa por la que se ha criticado mucho a esta película es por esa escena en la que Robocop vuela... Pues vale, ¿y? No entiendo el por qué de tanta mofa. Aceptamos sin problema que un policía reventado a tiros pueda volver a la vida gracias a una armadura robótica, pero si vuela con un jet pack nos echamos las manos a la cabeza. 
Que la película es mala resulta obvio, pero creo que no es TAN mala como la pintan. El problema está en que la gente tiende a comparar en vez de a evaluar de forma individual, y parece que
algunos quieren que todas las entregas de una saga sean obras maestras a la altura de la original. 
¡Ah! Y Frank Miller vuelve a estar detrás del guión, así que no faltarán las idas de olla, como los robots ninjas con katanas y los punkarras con aspecto de superviviente post-apocalíptico. 
Resumiendo: un mierdón la mar de entretenido, con puntuales momentos brillantes. 

Robocop 2014
Todos sabíamos que tarde o temprano habría de rodarse un remake, y ese momento ha llegado. 
Lo primero que quiero comentar respecto a este tema es que no tengo nada en contra de los remakes ni pienso que dañen a la película original, ni tampoco creo que arruinen infancias. Lo único que temo de los remakes son los comentarios de odio por parte de los talibanes fanboys de siempre; comentarios que, por otra parte, se basan en nada, ya que por lo general empiezan a despotricar desde el minuto 0, antes incluso de que se haya iniciado el rodaje. O lo que es lo mismo: 0 argumentos. 
Robocop 2014 empezó a masacrarse desde que se filtró la primera imagen del nuevo Robocop, que si bien no es tan tocho y bonito como el original, sí que me parece un diseño acertadísimo para adaptarlo a nuestros días. Ahora vivimos en la época de lo pequeño y práctico, por eso los chavales ya no llevan enormes radiocasettes sobre sus hombros mientras caminan por la calle al ritmo de la música, sino que llevan en el bolsillo un minúsculo reproductor de mp3 con 5 millones de canciones. De ahí que el nuevo Robocop no sea un pesado tanque, sino una máquina ligera, ágil y rápida, y esa es una de las cosas que más ha jorobado a los detractores, quienes querían un calco de la película original, tanto en argumento como en estética. 
Yo soy de la opinión de que un remake debe ser un nuevo punto de vista de una idea ya usada, no un calco, porque para ver un calco me pongo la película original y acabo antes. Por el contrario existe la extraña tendencia de querer que un remake sea, más que una revisión, una adaptación, y encima se le exige que aporte algo. Majo, si quieres que aporte algo no puedes pretender que al mismo tiempo sea un calco plano a plano de la peli original, así que, ¿en qué quedamos? Yo también le pido a los remakes que me aporten algo, y por eso mismo lo último que quiero es que sea un clon de la original; yo quiero que la idea base sea la misma, pero lo demás debe ser novedoso.
Dicho esto, es obvio que el remake está por debajo de la original, algo que todos sabíamos de antemano, especialmente cuando se anunció que sería catalogada para mayores de 13 años, lo cual
significa nada de sangre y nada de mala leche, y a decir verdad habría agradecido enormemente que fuese para mayores de 18, pero es lo que tiene el cine comercial.
No obstante, Robocop 2014 no deja de ser, pese a todo, una película de acción y ciencia ficción notable, con ideas bastante buenas, ritmo frenético, un reparto espectacular y algunas dosis de crítica, igual que su antecesora. 
Entiendo que las comparaciones son inevitables, pero yo prefiero evaluar cada película de forma individual, y dejando de lado esa obra maestras que es el Robocop de Paul Verhoeven, que siempre estará ahí, intacto, sólo puedo decir que su remake es de sobre disfrutable y a años luz de los malos augurios que los pelmazos de siempre pronosticaron antes de tiempo. 


9 comentarios:

  1. Al Dr.Zacarías todo esto que has dicho, le parece correcto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo correctísimo, Pachi el borrachi jaja

      Eliminar
  2. He repasado lo que comentaste en mi entrada de Robocop y he visto que por fin te hiciste con la versión censurada. No sé si tienes la edición especial en DVD con todos los extras o la nueva edición en Blu-ray que acaba de salir no hace mucho, pero te la recomiendo ya que incluye todo lo de la edición especial más algún extra nuevo.

    Me gustaría añadir un par de cosas: la tercera película fue infantilizada por decisión de los estudios. Para cuando se estrenó la tercera entrega ya se habían hecho series de dibujos y explotado al máximo el merchandising dirigido a los chavales, así que los estudios pensaron sacar el máximo provecho de la franquicia del mismo modo que la OCP lo hace en la ficción.

    Aunque en Robocop 2 y 3 aparece el guion acreditado a Frank Miller, en realidad no es del todo cierto. Miller escribió dos ambiciosas continuaciones, pero el estudio decidió que era demasiado así que suavizaron y simplificaron el guion de la segunda parte. La tercera parte la crearon a partir de lo eliminado del guion que Miller había escrito para la segunda parte. Ya lo comentaba en mi entrada, pero recomiendo a todos los fans de Robocop que se hagan con el Frank Miller's Robocop que Aleta ediciones publicó hace un tiempo. Seguramente no tendréis problema en encontrarlo ya que han publicado o publicarán dentro de poco Frank Miller' Robocop: último asalto, la historia original que Miller concibió para la tercera entrega.

    Finalmente:

    La primera: una obra maestra.

    La segunda: divertida, algunos buenos toques, pero fallida (aunque me haga gracia).

    La tercera: una mierda.

    Las series de televisión: no muy buenas, lo cual no es una sorpresa.

    El remake: no lo he visto, lo haré cuando salga en mercado doméstico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hace unos meses me pillé por 7 euros un pack que incluía las 3 películas, estando entre ellas la primera sin censura.
      Del bluray creo que voy a pasar, ya que, para empezar, tengo dos edición en dvd (la del pack y la edición especial dos discos), y además la calidad de imagen es sobresaliente.
      Lo de que la tercera parte se había infantilizado a causa de los dibujos animados lo había leído en alguna parte, pero me resulta extraño, ya que los dibujos salieron antes de Robocop 2, y ésta no está tan edulcorada.
      En cualquier caso comprendo que para cuando idearon Robocop 3, el personaje era ya un icono para los niños, ya que tiene todos los ingredientes para gustarles.
      Por cierto, gracias por el soplo sobre el nuevo cómic de Robocop. El primero me gustó mucho (aunque el dibujo era un poco... raro), así que ese tal Último Asalto caerá.

      En cuanto a las series, nunca vi la de animación, y la de imagen real, por alguna razón (y mira que ya por aquel entonces idolatraba a Robocop) me daba en la nariz que era una bazofia. Era raro que algo relacionado con Robocop no me interesase, pero si contabilizo todo el tiempo que vi de aquella serie, creo que no superaría los 10 minutos.

      Por cierto, existe una especie de miniserie llamara Robocop: Prime Directives que vi hace unos años en francés sin subtitular ni nada, y es la mayor mierdaza que he visto en mi vida.

      Eliminar
    2. Conozco la miniserie, creo que era canadiense como la otra serie de televisión (que recuerdo verla por la tele, pero no recuerdo mucho más).

      Eliminar
  3. Narciso genial como siempre tus reseñas, un par de apuntes que seguro que lo sabes pero a mi en su día me sorprendieron. Por un lado la música de Robocop 2 no corrió a cargo del maestro Poledouris y la verdad que se nota, aunque no sea mala la de Rocobop 2 la verdad que no llega ni de lejos al temazo principal del primer Rococop. Y por otro lado me enteré hace relativamente poco tiempo que Peter Weller no hizo Robocop 3 yo siempre creia que habia sido el mismo actor y cuando me enteré que era otro me quede bastante pillado jeje.La verdad que por lo demás pienso bastante parecido a ti a que ni la 2 ni la 3 llegan al nivel de la peli de Verhoeven pero que son muy dignas secuelas. Juanma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que se nota! El tema central de Poledouris es una maravilla épica. Después de ver la película no paras de tararearlo, y cuenta la leyenda que si escuchas esa música a un volumen lo suficientemente alto, te acabas pillando una pistola y metiendo en un barrio chungo para hacer limpieza :D

      Y sí, Peter Weller no es Robocop es Robocop 3! Se ve que se olió la tostada y salió por patas jaja La verdad es que tampoco se le echa mucho en falta, para qué te voy a engañar. Entre el maquillaje y el casco, podrían haber puesto a Michael Jackson y nadie se habría dado cuenta.
      Eso sí, busca en google fotos de Robocop sin casco en la miniserie Robocop: prime directives. Verás qué vergüenza ajena jajaja
      Espera, te ahorro la búsqueda:
      http://media.screened.com/uploads/0/8127/479266-robocop_in_prime_directives_2.jpg

      Un saludo Juanma!

      Eliminar
  4. Hola, esto no tiene nada que ver con Robocop, pero me acabo de acordar que hace poco leí un artículo que mencionaba la influencia de El rey amarillo de Robert Chalmers en True Detective. Es una recopilación de relatos que tienen en común un libro llamado El rey amarillo que causa locura, muerte y otras maldades en quien lo lee. En la serie mencionan un par de veces Rey amarillo, así que a lo mejor te interesa leerlo. A lo mejor ya lo conoces si te gusta Lovecraft, pq recuerdo que uno de los primeros libros que leí en el cole sobre Lovecraft era un tomo llamado Los mitos de Cthulhu que estaba dividido en tres partes: la primera tenía relatos que influyeron en Lovecraft a la hora de crear sus mitos, la segunda tenía relatos de Lovecraft y su círculo y la tercera tenía relatos influenciados por Lovecraft. En la primera parte estaba El signo amarillo de Chalrmers, que pertenece a los relatos de El rey amarillo y que influenció en Lovecraft a la hora de crear el Necronomicón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues casualmente hoy mismo he leído un artículo en el que se mencionaba eso que has dicho jaja Y sí, he pensando en pillarlo, porque por lo visto está editado por Valdemar y tal, osea, calidad. A ver si hago un hueco y me hago con él.
      Gracias por el aviso Raül :D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...